viernes, 3 de octubre de 2014

Nació para la vida eterna!


En la foto, Patricia recostada en el hombro de su señora madre,
Doña Susana vda. de Casas.

Nuestra querida hermana Patricia Casas, miembro de la comunidad parroquial de San Cipriano e integrante de la Pequeña Comunidad “Pescadores” ha nacido para la vida eterna. Su  profunda fe en Dios y la práctica de una vida católica cristiana –herencia de sus padres- le permitió en medio del sufrimiento de sus quebrantos de salud, prepararse para vivir la eternidad junto a Dios. Ahora, confiamos en que desde  allí Patricia ruega por todos nosotros, en medio de la paz y la felicidad que sólo el Señor nos puede dar. 

Mi esposa y yo, hacemos llegar a todos los miembros de la familia Casas, nuestro acompañamiento de corazón y nuestras oraciones al Señor de la Misericordia, para que los fortalezca frente al natural vacío de su partida. Continuamos nuestro peregrinaje para tan anhelado encuentro.

Héctor y Olga Lucía.