miércoles, 9 de mayo de 2012

EUCARISTÍA DE COMUNIDADES

El pasado martes 8, celebramos la Eucaristía de Comunidades del mes de mayo a la cual concurrimos y participamos miembros de todos los ministerios y grupos pastorales de la parroquia de San Cipriano, la cual fue presidida por el Padre José Pompilio Moreno msa. Vicario Parroquial, y con el servicio del Diácono Jaime Montealegre.


Como es ya tradicional en nuestra parroquia, el segundo martes de cada mes, celebramos una Eucaristía a la cual son invitados todos los miembros de las pequeñas comunidades, los grupos pastorales y los ministerios. En esta ocasión, la celebración estuvo acompañada de diversos signos con los cuales se realzaron algunos aspectos específicos que en otras celebraciones pasan un poco desapercibidos. La sola explicación de los signos presentes generó la oportunidad de una catequesis que fue ilustrativa para todos los participantes.

Entre otros, algunos de los aspectos que allí vivimos fueron los siguientes:

Las sillas del templo fueron dispuestas de tal manera que los integrantes de cada comunidad se sentaron frente a frente. En el centro de cada comunidad se dispusieron algunos elementos litúrgicos, cuyo uso fueron detalladamente explicados por el Padre Moreno. Inicialmente se presentaron los diferentes colores litúrgicos y su uso en las Eucaristías. Posteriormente se presentaron uno a uno los elementos del vestuario litúrgico de los sacerdotes, conjuntamente con su significado: el alba, el cíngulo, la casulla, la dalmática (en el Diácono), y la estola.


El altar fue dispuesto en el centro del templo, parte delantera, así como un pequeño ambón para la proclamación de la Palabra. El altar fue decorado por plantas de uva y sus correspondientes racimos, sobre lo cual en la homilía el Padre Moreno resaltó el significado e importancia de la unión con Cristo y la unión entre los miembros de cada comunidad.


El acto penitencial fue encabezado por una oración especial que el Presidente de la Asamblea pronunció, con el acompañamiento espiritual de todos los participantes.


La Comunión se ofreció en las dos especies del cuerpo y la sangre del Señor. Quienes no comulgaron comieron uvas de los racimos dispuestos en el altar, en un signo de unión con toda la Asamblea. Cada comunidad pudo a través de uno de sus miembros, expresar una intención para incorporar en las intenciones de la Eucaristía.


Los cantos litúrgicos fueron animados por Juan Carlos y Edelmira, su señora madre. Cantos que fueron acompañados por todos los participantes. La conclusión de la celebración se hizo con un canto a la Virgen Santísima. Luego de la bendición final, fuimos todos invitados a un ágape en el salón parroquial. Para la próxima celebración dicho ágape será costeado por los miembros de las pequeñas comunidades de Pescadores y Filadelfia.


Queremos destacar y agradecer en esta nota, la cuidadosa planeación de la Eucaristía por parte del Padre Moreno, que conjuntamente con el Diácono Jaime Montealegre, dejaron notar una gran piedad y amor al Señor en esta memorable celebración. Incluimos  fotos de algunos aspectos de la ocasión.